¿Cómo quedar SUPER MEGA IRRITADA después de depilarte?

¿Cómo quedar SUPER MEGA IRRITADA después de depilarte?

La irritación es el compañero inseparable de la depilación, no importa cuan noble sea el método que elijamos, todos somos propensos a esta reacción que se da al arrancar violentamente a los vellos de sus folículos.

Sí, la irritación se puede evitar, solo es cuestión de conocer muy bien el método que elegimos y seguir los protocolos para preparar la piel antes de la depilación y tratarla después.

La cera es uno de los mejores métodos que existen para depilarse, su efecto es duradero y el acabado que deja en la piel es suave y agradable, pero hay algunas cosas que debes tomar en cuenta para no irritarte.

Conoce tu cera

Hay naturales y sintéticas, en todo caso lo más importante es saber que ingredientes tiene, esto para minimizar el riesgo de una reacción alérgica, que es la causa más frecuente de irritación.

Prepara tu piel

Un mito ampliamente extendido es que tienes que exfoliar la piel antes de la depilación, pero no se dice que esta exfoliación es en sí misma un proceso irritante para la piel. La exfoliación nunca debe pasar antes de la depilación, quizá 3 días antes pero no más cerca. El día de la depilación no te exfolias, aplicas talco sobre la zona y estiras la piel para poder hacer tirones concisos.

Revisa la temperatura
La cera se derrite a 55 grados centígrados, la temperatura de la piel es de 37 grados, por lo que es necesario enfriarla un poco antes de colocarla para evitar quemaduras, estas, además de irritarte pueden ser lesiones de cuidado.

No te depiles varias veces sobre el mismo lugar
Por esta razón es muy importante aplicar la cera siguiendo la dirección correcta, para que sea un solo tirón, si lo haces una y otra vez es irritación segura.

¿Qué hago si ya me irrité?

La irritación es un proceso inflamatorio que genera calor. Si pones atención en tu piel después de depilarte está muy caliente. Esto tiene un remedio muy sencillo, aplica compresas frías, hielo o gel de aloe vera, con esto bajarás la inflamación y sentirás alivio.

En los días posteriores a la depilación evita bañarte con agua muy caliente y trata de usar ropa suelta para evitar los roces.

Con estos cuidados tu depilación será una experiencia placentera y con los resultados que esperas.