¿Es para mí la depilación brasileña?

¿Es para mí la depilación brasileña?

Cuando hablamos de depilación brasileña, la primera palabra que se nos viene a la mente es “ouch” y es que el objetivo es retirar casi todo el vello púbico. Este tipo de depilación tiene millones de adeptos en todo el mundo, pero ¿Sabes de dónde viene? ¿Cómo puedes saber que es para ti?

La depilación brasileña tiene una historia muy interesante pues es un ejemplo del llamado sueño americano y es que este método es la invención de siete hermanas brasileñas que migraron a Nueva York.

Se llaman las J Sisters debido a que los nombres de todas empiezan con J: Jonice, Judseia, Jane, Joyce, Jussara, Jocely y Juracy. Estas hermanas son un grupo de mujeres que se hicieron a sí mismas y hoy facturan alrededor de 6 millones de dólares al año en depilaciones y tratamientos estéticos.

Todo empezó en 1982 cuando Jocely se fue a visitar a una amiga a Nueva York y rápidamente se gastó el dinero que llevaba para el viaje, por lo que entró a trabajar al salón de belleza de una migrante portuguesa poniendo uñas.

Jocely era tan buena manicurista que pronto se hizo una reputación y atrajo la atención del magnate Adnan Khasshogi quien le pagaba 100 dólares la hora para recibir manicuras entre reuniones.

Gracias a su relación laboral con Khasshogi, Jocely conoció a mucha gente famosa e influyente y se fue haciendo de clientes que le dejaron ganancias para llevar a cada una de sus hermanas con ella.

La técnica de depilación brasileña la inventó Janea, cuando vio a una chica en la playa usando bikini y se le veía vello, entonces ella misma usó la cera para retirarse el todo. 

Por un momento tuvieron una disputa con la revista Playboy acerca de la autoría de la técnica, pero se resolvió a favor de las hermanas, que como tenían entre sus clientas a famosas editoras de revistas, su popularidad se regó como pólvora y pronto se convirtieron en las depiladoras de las celebridades.

¿Esta depilación es para ti? Esa respuesta sólo la conoces tú, según tus necesidades y como quieras lucir tu cuerpo. Para algunas personas funciona, para otras no. 

Lo que te podemos recomendar es que la pruebes en un salón profesional y usando cera española ya que es muy amable con la piel y eso es ideal para lo delicada que es la piel en la zona íntima. Te recomendamos la cera azuleno de Ceras Marysol.

Más información en cera española.