¿Me depilo yo o voy a un SPA?

¿Me depilo yo o voy a un SPA?

La depilación es un hábito que requiere constancia, una vez que lo practicas y quieres mantenerlo puedes llegar a cuestionarte si debes seguir acudiendo a un profesional o si te aventurarás a hacerlo tú mismo en casa.

La verdad es que hay ventajas y desventajas con ambas opciones de las cuales hablaremos en este artículo.

La primera ventaja de depilarse en un salón es sin duda el alcance. El cuerpo es grande y no podemos llegar a todos los rincones para depilarlos, es inevitable recurrir a la ayuda de otra persona para esta tarea, sin duda un profesional de la depilación es mejor opción que el marido, ¿Le han pedido un favor? ¿Cómo salió eso? Definitivamente no le confiaríamos cera caliente.

Otra ventaja de depilarse en un SPA es la limpieza. Estos establecimientos siguen estrictos protocolos de desinfección por ley y es que la piel queda vulnerable a infecciones después de la depilación.

También considera la limpieza del kit de depilación, en casa tienes que vértelas con la cera pegada por todos lados, mientras que al SPA llegas, te depilas y te vas.

¿Te imaginas depilarte en casa con los niños brincoteando o con el marido preguntándote cosas cada 5 minutos? Todo mientras estás en el baño en posiciones imposibles y embarrada de cera caliente. ¡Que pesadilla! Sin duda la privacidad es una de las razones por las que escogería un SPA.

Ir a un SPA te obliga a agendar un par de horas y acudirás a la cita sola. La cita de depilación puede convertirse en un oasis de privacidad de la rutina diaria al que puedes acudir, leer una revista, platicar con la especialista que te atienda, etc.

Los kits de depilación que pueden adquirirse para hacerlo en casa pueden llegar a ser muy básicos y no ofrecer la mejor experiencia o pueden requerir una capacitación especial para su manejo.

Depilarse en un SPA nos da acceso a equipos profesionales y a que nos atienda una persona con entrenamiento en su manejo. De esta manera los resultados serán mucho mejores y más duraderos.

Hay veces que por ahorros mal percibidos terminamos gastando doble o no obteniendo los mejores resultados de nuestra depilación con cera, por lo que lo mejor es ir directamente a un SPA y considerar el costo como una inversión en nuestro cuerpo que se merece el mejor trato posible.